El bruxismo es una parafunción mandibular persistente, que consiste en el rechinar de los dientes. Éste se puede producir durante el día o por la noche.

El tipo del bruxismo se puede clasificar, según el momento del día o el momento de inicio en dos tipos:

  • Bruxismo nocturno: El más frecuente. Es el relacionado con el sueño. También el más difícil de controlar.
  • Bruxismo tensional: También llamado de vigilia, ya que se produce durante el día, principalmente asociado a estrés. Este último se puede controlar con mejora del estrés mediante técnicas de relajación (yoga, psicología…).

También se puede clasificar el bruxismo según la forma de rechinar:

  • Bruxismo céntrico: Consiste en apretar con fuerza la mandíbula.
  • Bruxismo excéntrico; consiste en frotar los dientes entre sí.

En ambos casos se produce un desgaste dentario importante, cuya implicación no es solo estética. También produce dolor de la articulación temporomandibular (ATM), cefaleas tensionales, dolor de cuello, dificultad de la masticación..

Ejemplo de desgaste dentario producido por el bruxismo:

A nivel estético no solo se produce un deterioro importante de los dientes, también la expresión facial se ve alterada, ya que la distancia entre la parte superior de la mandíbula y la inferior disminuye, produciéndose un acercamiento del mentón a la nariz.

Comparativa de paciente bruxista (izquierda) antes de tratamiento odontológico (colocación de carillas y elaboración de férula) y tratamiento de fisioterapia, y una vez realizado (derecha)

Es por eso que lo primero es empezar a trabajar con fisioterapia y a nivel psicológico para evitar llegar a ese punto.  Si no, llegado a este punto, el trabajo en equipo con un buen odontólogo que se encargue de una correcta rehabilitación de las piezas dentales conseguirá unos resultados estéticos y funcionales excepcionales.

Síntomas de bruxismo

  • Dolor de la articulación temporomandibular (ATM)
  • Dolor muscular (cara, cuello, mandíbula)
  • Fatiga muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de oídos, acúfenos
  • Desgaste dentario

Importancia de la colaboración odontólogo-fisioterapeuta

El trabajo del odontólogo junto con el fisioterapeuta es vital, ya que el primero se encargará de trabajar mediante ortodoncia, colocación de carillas, elaboración de férula de descarga, etc.…, el correcto alineamiento de la mandíbula, (origen muchas veces del inicio del bruxismo y de la cronificación), y el fisioterapeuta trabajará la musculatura orofacial, para evitar que el desequilibrio de los músculos de la zona cronifique esa mala alineación.

Tratamiento de fisioterapia:

El objetivo de la fisioterapia es establecer medidas terapéuticas y preventivas que controlen, reduzcan o supriman este hábito, como puede ser disminuir dolores musculares y/o articulares, orientar al paciente para una mejor higiene postural a través de un feedback, para así prevenir dolores de cabeza, acúfenos y posibles síntomas desencadenantes.

El tratamiento es preferible empezarlo lo antes posible, por eso es muy importante saber su sintomatología, ya que es un hábito involuntario de difícil prevención.

Las técnicas aplicadas que se usan para el bruxismo consta de la terapia manual, estiramientos de músculos maseteros, pterigoideos…, en ocasiones punción seca, movilizaciones articulares, tratamiento activo, ejercicios específicos e higiene postural.

CONSEJOS:

  • Aprender ejercicios de fisioterapia que ayuden a estirar y recuperar la acción de los músculos y articulaciones de cada lado de la cabeza.
  • Realizar masajes en los músculos del cuello, los hombros y la cara.
  • Relajar los músculos de la cara y la mandíbula a lo largo del día, con el objetivo de hacer de la relajación facial un hábito.
  • Realizar ejercicios de relajación
  • Apoyo psicológico para disminuir el estrés
  • Consumir alimentos ricos en calcio y magnesio para favorecer la relajación muscular
  • Evitar alimentos duros,
  • Evitar masticar chicle.
  • Beber mucha agua.
  • Dormir bien, y la cantidad de horas recomendadas.
  • ¡Ante cualquier duda, ponerse en contacto con un profesional para detectarlo a tiempo!

 

En conclusión: es muy importante en esta patología un trabajo multidisciplinar. (odontólogos, fisioterapeutas, psicólogos, nutricionistas…)

“TU CUERPO ES TU COMPAÑERO DE VIDA: CUÍDALO, ESCÚCHALO Y ATIÉNDELO”

LAURA LARA PERAL

Fisioterapeuta colegiada Nº 12568

Experta en valoración y tratamiento de la ATM

Experta en Pilates y Gimnasia Abdominal Hipopresiva

Jorge Andrés Pérez García-ondina

Fisioterapeuta colegiado Nº 2561

Osteópata C.O.

Experto en valoración y tratamiento de la ATM

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas, si ya estás suscrito a nuestra newsletter, para reconocer el estado de tu sesión si la tuvieses y para servir más rápidos los contenidos.

No se captura IPs ni siquiera para el servicio de Analytics así que tu visita es anónima.

gdpr

Publicidad

Analytics

Terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

No se captura IPs ni siquiera para el servicio de Analytics así que tu visita es anónima.

_ga, _gat, _gid